Tortitas de carnaval, de plátano o calabaza y las torrijas

Tortitas de calabaza

Tortitas de calabaza

En mi casa siempre se han hecho tanto por carnaval como por Semana Santa torrijas tradicionales, pero en muchas casas de Canarias (hay diferencias entre las islas y también entre zonas y pueblos) también se hacen las denominadas tortitas de Carnaval. Es habitual encontrar las variantes de calabaza o de plátano en nuestras casas, aquí comparto la receta, en este caso comparando unas y otras (la harina se puede sustituir por un buen pan, con matalahúva mejor. También se puede usar la harina preparada para repostería que contiene un poco de impulsor – levadura)

Tortitas de Carnaval de plátano de calabaza torrijas
3 huevos 3 huevos 3 huevos 2 huevos
250 gr. de azúcar 75 gr. de azúcar 100 gr. de azúcar 100 gr. de azúcar
200 gr. de harina 150 gr. de harina 250 gr. de harina 250 gr. de pan
500 gr. de plátanos pelados 500 gr. de calabaza
250 ml. de leche 150 ml. de leche 150 ml de leche 250 ml de leche
ralladura de limón ralladura de limón ralladura de limón ralladura de limón
canela en rama canela en rama canela en rama canela en rama
matalahúva (unos granos al gusto) un vasito de anís un vasito de anís matalahúva (si el pan no lo trae)
Aceite de oliva (para freir) Aceite de oliva (para freir) Aceite de oliva (para freir) Aceite de oliva (para freir)
canela en polvo (en la superficie) canela en polvo (en la superficie) canela en polvo (en la superficie) canela en polvo (en la superficie)
azúcar, miel (en la superficie) azúcar, miel (en la superficie) azúcar, miel (en la superficie) azúcar, miel (en la superficie)
un chorrito de ron (opcional) un chorrito de ron (opcional) un chorrito de ron (opcional)

Prepración común (excepto las torrijas, claro ;-):

Calentar la leche con la rayadura de limón y un palito de canela (si queremos que tenga ese sabor de fondo) sin dejar que hierva. Apagar el fuego y dejar templar.

Si se hacen de calabaza, colocarla en un cazo con un poco de agua en el fuego hasta que quede bien blandita y podamos hacer una papilla con la ayuda de un tenedor (una vez bien escurrida el agua). Si es de plátano, no hace falta cocinarlos, simplemente pelarlos y esacharlos haciendo una papilla un momento antes de incorporarlos a la masa (para que no se oxide, o añadirles unas gotitas de limón)

Se baten las claras a punto de nieve y se añade poco a poco el azúcar. Luego se le añade las yemas, la harina, la leche, el limón rallado, el anís (tanto si es una copita o la cucharadita si es  la matalahúva en grano) y si son de calabaza o plátano la masa que hemos elaborado anteriormente.

Por otro lado, se pone en una sartén el aceite de oliva hasta que se caliente; luego se vierte el contenido en pequeñas porciones hasta que se frían, dándoles la vuelta para evitar que se quemen.

Al sacarlas se le puede añadir miel, azúcar normal o glass, canela en polvo…al gusto.

Algunas referencias:

Esta entrada ha sido leída 2392veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comprobar que no eres una máquina * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.